Nos encontramos en un periodo de la historia un tanto extraño generado sobre todo por el parón de la pandemia que ha afectado al mercado global de una manera completamente nueva y sin precedentes. Esto está trastocando a casi todos en nuestro día a día, desde que vamos al supermercado a hacer la compra diaria hasta acciones menos habituales como una reforma, la compra de un coche o un sofá.

En nuestro caso, aunque todos nuestros sofás, sillones, sofás cama, chaise longues, etc. son de fabricación nacional, también se ven afectados por estos problemas, debido a que muchas materias primas vienen del extranjero, y se están viendo afectadas también por una creciente inflación que está generando que los precios se vean incrementados cada mes.

Para la compra de tu nuevo sofá tienes que tener muy presente todos estos factores, más los habituales que siempre han existido en la fabricación de un sofá. El pedido de la tapicería que tanto te ha gustado por parte de la fábrica de sofás al proveedor de telas, el corte de esta, la confección del armazón y los bloques de goma HR a la medida que necesitas, el tapizado del sofá y por último la logística desde que sale de la fábrica, pasando por nuestro almacén y llegando a tu casa dejándolo completamente instalado por nuestro equipo de montadores. Esto solía ser un proceso que tardaba entre 4 y 8 semanas y que ahora mismo se puede demorar hasta las 12 semanas en algunos casos.

 

También existen maneras de agilizar estos procesos, el más rápido sin duda es la elección de un modelo con el que contemos en exposición, el cual te llegará a casa en esa misma semana, y contarás con las mismas garantías que en La Nube Sofás damos a todos nuestros sofás. También contamos con algunos modelos de servicio exprés, no son tan personalizados como nos gustaría, ya que las opciones de tapicerías y medidas se reducen, pero si tenemos suerte y nos cuadra el color y el tamaño podemos tener en casa nuestro sofá completamente nuevo en menos de un mes.