Hoy en nuestro blog os presentamos este magnífico piso reformado por el joven arquitecto Álvaro M. García Segura. Como podéis observar se trata de un LOFT muy bien aprovechado, destaca por su carácter industrial y por el tremendo aprovechamiento de los recursos que el piso original podía ofrecer. El arquitecto ha perseguido poner en valor materiales como el hormigón, dejando los pilares y las vigas en su estado original, además de dejar vistas algunas paredes de ladrillo para dotar así a la vivienda de una identidad única. Al ser un gran espacio tipo LOFT, la relación entre las distintas estancias es muy importante, y es en este caso donde aparece nuestro sofá como elemento fundamental para separar las dos estancias principales, y crear, gracias a sus características la atmósfera y la relación visual que necesitan este tipo de viviendas.

Sofá Arianne

Es por esto que altura del modular Arianne Love de Fama es perfecta para poder dividir el salón del comedor sin crear ningún tipo de barrera visual, quedando así una estancia muy amplia sin perder el confort de un respaldo que recoja bien tanto la espalda como la cabeza al sentarnos. En el resto de la decoración vemos los diferentes usos de materiales reciclados, un sillón hecho a mano a partir de la bañera anterior o lámparas de techo creadas a partir de llantas de bicicletas ya inservibles.


Cuando el arquitecto Álvaro M. García nos pidió asesoramiento en el tema del sofá para esta casa lo tuvimos claro desde el principio, el modular de Fama era la decisión adecuada, como hemos destacado ya por su altura y comodidad, pero además por su versatilidad al ser modular, gracias a esto tenemos una rinconera en la que caben hasta 4 personas de forma cómoda con unas medidas más que ajustadas (215x215cm), podemos también separar uno de los módulos y ponerlo enfrente del resto del sofá y del sillón para cuando haya una reunión de amigos y queramos vernos las caras, incluso poner los 3 módulos en fila en frente de la televisión cuando haya partido de Champions o queramos ver una película. Y por supuesto usarlo de cama de invitados si fuese necesario, ya que retirando los cojines de respaldo se nos queda un hueco de casi un metro de ancho donde poder dormir perfectamente.

dormitorio

En cuanto al color, Álvaro lo tenía claro, debido a la diferente decoración y color de la vivienda, no se planteó utilizar todos los colores de la colección de telas de Fama Sofás, por lo que al final se decantó por un color neutro, eso sí, jugando con el color azul eléctrico de los cojines de riñonera que dan un toque juvenil a todo el espacio a juego con la decoración del resto de la vivienda.

Salón con sofá Arianne

Desde el equipo de La Nube Sofás, queremos agradecer a Álvaro la confianza depositada en nosotros, y desearle muchísima suerte en su carrera como arquitecto.

%MCEPASTEBIN%